“¿Y cómo está Matanzas?”