Gobierno cubano venderá MLC a proveedores nacionales

The content originally appeared on: OnCuba News

El vice primer ministro de la República y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, informó este sábado al Parlamento cubano que se comenzará a vender moneda libremente convertible (MLC) a actores económicos estatales y no estatales, cuyas actividades constituyan prioridad para el desarrollo del país.

En la V Sesión Extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en su IX Legislatura, Gil Fernández precisó que se implementará un esquema de venta de divisas secundario de forma gradual y selectiva, como parte de la actualización de su estrategia económica y social, según informa Radio Rebelde.

La oferta de MLC estará solamente dirigida a “proveedores nacionales estatales y no estatales, pactando con ellos niveles de producción y precios para su comercialización en pesos cubanos”, precisa un reporte de Cubadebate.

El ministro reconoció que “hoy falta una pieza en el diseño del funcionamiento monetario del país”, que es la venta de divisas a la población, lo cual genera una brecha entre el tipo de cambio oficial (un dólar por 24 pesos cubanos) y el del mercado informal, en el que un dólar oscila entre los 115 y 125 pesos cubanos.

Gil Fernández desestimó la idea de que el cambio informal es el que da equilibrio a la economía cubana, por lo que el gobierno no saldrá a “vender divisas en 125 pesos”.

“Tenemos que manejarnos  en un punto intermedio (…) Se trata de un esquema secundario de asignación de divisas en el que se pueda vender a actores económicos estatales y no estatales a un tipo de cambio superior a 24, pero inferior al informal, lo que nos va a permitir respaldar producciones que luego se venderán a la población en moneda nacional”, apuntó.

Este primer paso se enfocará en la producción de alimentos y otros artículos de alta demanda, para avanzar luego al restablecimiento de la venta de divisas a la población. No obstante, Gil Fernández advirtió que esto no será ni hoy ni mañana: “Tenemos que concentrarnos en hacer llegar productos y en cómo garantizar la sostenibilidad del país”, acotó.      

La implementación de este esquema secundario de venta de divisas buscará ampliar progresivamente “la entrada de más actores económicos” y, por esa vía, “aumentar la oferta en moneda nacional y la recogida de liquidez para avanzar al equilibrio monetario del país”.

Por otra parte, en el informe del ministro de Economía y Planificación sobre el comportamiento de la economía cubana entre los meses de enero y abril del 2022, resalta el hecho de que el déficit comercial de la Isla fue tres veces superior a sus exportaciones en ese período.

El también vice primer ministro de la República indicó que en los cuatro primeros meses del año las exportaciones de bienes ascendieron a 590 millones de dólares, mientras que las importaciones supusieron 2397 millones de dólares. Estos indicadores dejan al país con un défict comercial de 1807 millones de dólares, algo más de tres veces el volumen total de las exportaciones en ese período.

“Muchos de los productos que hoy el país importa han aumentado sus precios de venta en el mercado internacional, como sucede con el petróleo y los alimentos”, explicó Gil Fernández al Parlamento. Esto significa que “aun cuando la importación sea mayor, no es equivalente al crecimiento físico de las mercancías que se importan. Hay una inflación importada, un crecimiento en los precios de productos que no depende de nosotros”, añadió.

Gil Fernández informó además que 411 empresas estatales registraron pérdidas entre enero y abril, lo que supone cerca del 25 % del total de entidades empresariales de titularidad pública. Así, aseguró que “la recuperación de la economía del país es un proceso lleno de desafíos que enfrenta el crecimiento de los precios en el mercado internacional y las propias contradicciones internas, la existencia de un mercado cambiario informal, y otras complejidades”.

Entre los factores que afectan la “recuperación” económica mencionó la disponibilidad de combustibles y divisas, el alza de los precios de importación de los alimentos, el deterioro del poder de compra de los salarios por la inflación y los desequilibrios macroeconómicos.

Cuba califica como nueva agresión de EEUU su presumible exclusión de Cumbre de las Américas

No obstante, Gil mostró un cauto optimismo. Aseguró que Cuba está “recuperando parte del terreno perdido en los últimos años, tras una caída del 13% del PIB» (producto interior bruto).

“Los resultados alcanzados a inicios del 2022 señalan que vamos en esa dirección”, dijo en referencia a una lenta recuperación.

Con información de Efe.

Etiquetas: Alejandro GilAsamblea Nacional del Poder PopularEconomía cubanaParlamento