Entregan a ministro de Cultura de Cuba carta que pide justicia para las mujeres presuntamente abusadas por el trovador Fernando Bécquer

The content originally appeared on: OnCuba News

El colectivo de “sobrevivientes/víctimas” del trovador Fernando Bécquer entregó al ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso Grau, una carta abierta que reclama justicia para más de una veintena de mujeres presuntamente abusadas y violentadas por el cantante durante más de 20 años en Cuba y distintos países de Latinoamérica.

El hecho ocurrió el pasado 30 de abril en la capital de Argentina, en el marco de la 46° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, que tiene a La Habana como Ciudad Invitada de Honor, de acuerdo con lo publicado ayer en su perfil de Facebook por Paula Andrea Ramírez Ramírez, una de las presuntas víctimas del trovador cubano.

Según el relato, Paula Andrea Ramírez entregó a Alonso Grau la misiva con más de 250 firmas que acompañan el pedido de justicia. El encuentro sucedió en medio de un intercambio propiciado por María Santucho, coordinadora del Centro Pablo de la Torriente Brau, quien aprovechó para entregar copia de la carta abierta a Abel Prieto, presidente de Casa de las Américas, y también al embajador de Cuba en Argentina, Pedro Pablo Prada.

Cuenta Paula Andrea Ramírez: «le dije que Fernando me había abusado en 2006 en Colombia. Que lo que él me hizo está tipificado como delito sexual en el código penal colombiano pero que para juzgarlo había que extraditarlo».

La aludida víctima añade que su propósito es sumar el reclamo personal a la de otras que han denunciado a Bécquer en Cuba, pero que la justicia en la Isla no le ha dado garantías para poder entregar sus testimonios y pruebas. A través de su perfil en la red social, Ramírez afirma que desde el pasado mes de diciembre cuenta con el acompañamiento de un equipo del Ministerio de la Mujer de Argentina.

Agrega que el ministro Alonso Grau le aseguró que la justicia cubana estaba a cargo del caso y que, de comprobarse las acusaciones, sobre Bécquer «va a caer todo el peso de la ley». También, el ministro de Cultura cubano ratificó que el artista no podía subirse a un escenario, aunque no pesa sobre él ninguna medida que le impida salir a la calle y frecuentar lugares públicos.

A su vez, el titular de Cultura habría aconsejado a las víctimas denunciar el acoso que reciben de Bécquer a través algunos perfiles de redes sociales presumiblemente vinculados a él, según le hicieron saber tanto Paula Andrea Ramírez como María Santucho.

Caso Bécquer y el acompañamiento de procesos penales por violencia de género

En su texto, Ramírez agradece «inmensamente» al ministro Alonso por «haberme/habernos escuchado» y por haber recibido la carta. Además, confiesa haber percibido por parte del funcionario «un genuino interés y preocupación por todo lo sucedido». «Le creo y confío en todo lo que me dijo» agregó quien para ese momento estuvo acompañada por su compañero Marcelo López Jordán, padre de su hija, que recogió los testimonios gráficos del intercambio.

Ramírez ratifica en su texto que, aunque no ha podido acceder a la justicia institucional «legal», seguirá apostando a que «nos llegue la justicia y la reparación social, para que ninguna otra mujer sea víctima de Fernando Bécquer.»

Señaló también que desde el grupo de las sobrevivientes, «se continuará con la denuncia de las distintas acciones de violencia que seguidores y defensores de Fernando Bécquer vienen realizando en redes sociales bajo el perfil «Elbecquer Decuba», «Fernando Becquer» o desde un perfil llamado «Rolando Ramos».

En ese sentido, Paula Andrea Ramírez recordó que al menos tres mujeres radicadas en Cuba realizaron denuncias por «el acoso recibido (de Bécquer) en mensajes privados de Facebook» a la Oficina de Seguridad de Redes Informática (OSRI), desde donde les fue comunicado que archivarían sus denuncias. «Cuando pedimos número bajo el que se había archivado la denuncia, no tuvimos respuesta», escribió.

«Es nuestra intención que hasta que no haya un pronunciamiento firme de la justicia, toda defensa del abusador sea visibilizada y denunciada», subrayó Ramírez.

El ya conocido Caso Bécquer estalló el 8 de diciembre de 2021 cuando la revista digital El Estornudo publicó un reportaje en el que visibilizaba testimonios de cinco mujeres que denunciaban públicamente al trovador cubano Fernando Bécquer por abuso y agresiones sexuales. Entonces, todavía no se había registrado formalmente ninguna denuncia contra el trovador.

Días después, el 13 de diciembre, la revista Alma Mater hizo pública la primera denuncia por los hechos, presentada por la escritora Elaine Vilar Madruga, a la Fiscalía de la República de Cuba, con apoyo y orientación de la Comisión de Género y Feminismo de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

El 21 de marzo de 2022 El Estornudo publicó 16 nuevos testimonios de mujeres que afirman haber sido abusadas por el trovador.

“La vergüenza y el miedo son dos herramientas que usan los abusadores para que sus víctimas no hablemos de lo sucedido, así que saco fuerzas, me trago la vergüenza y no me callo y grito y hablo”, enfatizó Paula Andrea Ramírez en su post.

Etiquetas: Buenos AiresCaso BecquerFernando Bécquerley integral contra la violencia de género en cubaMinisterio de Cultura (Mincult)uneacviolaciones