Avanza proyecto de Japón y Unicef con ayuda para enfrentar la COVID-19 en Cuba

The content originally appeared on: OnCuba News

Un proyecto para fortalecer el sistema cubano de Salud ante la COVID-19,financiado por el gobierno de Japón y ejecutado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) con la participación de autoridades cubanas, avanza con buenos resultados luego de un año de implementación, de acuerdo con representantes de ese organismo internacional.

La Dra. Odalys Rodríguez, oficial del programa Cada niño sobrevive y prospera, de Unicef, explicó que la colaboración se extenderá hasta abril de 2024, con el propósito de garantizar la seguridad humana durante la emergencia sanitaria, mediante el apoyo al sistema de salud, la campaña de vacunación y la educación sanitaria, de acuerdo con el sitio oficial Cubadebate.

El proyecto, nombrado Fortalecimiento de la capacidad del Sistema Nacional de Salud para la crisis de COVID-19, incluye equipamientos y suministros médicos. La mayor parte de ellos han sido adquiridos o están en proceso de arribo al país para favorecer, de conjunto con la capacitación de especialistas, la atención materno-infantil, de niños y adolescentes y el programa de inmunización.

Precisa la nota que esta contribución de Japón y la Unicef beneficia la cadena de frío de 255 policlínicos de varias provincias cubanas: Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Camagüey, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo, así como el Municipio Especial Isla de la Juventud.

Además, fortalece capacidades institucionales de 13 hospitales vinculados a la atención materno-infantil con la adquisición de 447 refrigeradores precalificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Proyecto de Japón y la Unicef aporta casi 3 millones de dólares para enfrentar la pandemia en Cuba

Otras instituciones beneficiadas son el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología y el Instituto Finlay de Vacunas, productores de los inmunógenos cubanos contra el SARS-CoV-2, los que también han fortalecido su cadena de frío

Destaca la fuente que Kenji Hirata, embajador de Japón en Cuba, agradeció a Unicef y al Ministerio de Salud Pública (Minsap) por el acompañamiento en este proyecto, y aseguró que para su país es muy importante que la donación a la Isla, reunida gracias a la recaudación del pueblo nipón, sea utilizada de forma eficaz y consolide la asistencia médica de los cubanos.

Por su parte, Alejandra Trossero, representante de Unicef en Cuba, resaltó la confianza de la nación asiática y su población en su organización para implementar el proyecto, y reconoció la alianza entre esa entidad internacional y el Fondo de Población de las Naciones Unidas en la capacitación de los profesionales, señala el medio.

El proyecto, el cual asciende a 326 millones de yenes japoneses, equivalentes a 2 970 297 dólares estadounidenses, se encuentra alineado al Plan nacional de respuesta del Gobierno cubano para el control y contención de la COVID-19 y al Plan de Respuesta de Emergencia del organismo internacional para el sector.

Desde el inicio de la pandemia, Cuba ha recibido diversos donativos de gobiernos —entre ellos el de Japón—, empresas y organizaciones internacionales, así como de asociaciones de solidaridad y de cubanos residentes en el exterior. Por esta vía han llegado al país tanto fondos monetarios como medicinas, medios de protección, jeringas para la vacunación anticovid y equipos como una planta generadora de oxígeno para uso médico donada por la Unicef en septiembre de 2021.  

Etiquetas: cooperación internacionalCOVID-19JapónMinisterio de Salud PúblicaMINSAPOMSUnicef